La inquisición
      La inquisición llegó a Galicia con los Reyes Católicos. Estos establecieron ese tribunal de Fe y Santo Oficio a semejanza de otros Estados Pontificios europeos, donde ya actuaba esta institución, con el fin de evitar la propaganda herética y que judíos y mahometanos pudiesen expandir por los países cristianos sus religiones.
      Muros, como villa perteneciente al Reino Católico de Galicia, sometido al mismo tiempo al Reino de Castilla y como territorio pontificio dependiente del Arzobispado Compostelano, tuvo también a sus familiares y comisarios de ese Santo Oficio.
      A pesar de haber comenzado con nobles intenciones, terminó por convertirse en una cruel y exquisita arma política, siendo utilizada más como medio de exterminio y venganza que como institución defensora de la fe y las creencias cristianas.
      La inquisición actuó en España desde el 1478 hasta el 1834, cuando fue abolida durante el reinado de Isabel II. A pesar de haber sido consecuencia de una bula del papa Sixto IV, al contrario de la inquisición medieval, dependía directamente de la corona española. Se trataba de un organismo interestatal capaz de atravesar las fronteras entre las coronas de Castilla y Aragón, mientras que los agentes comunes no podían exceder los límites jurisdiccionales establecidos entre los respectivos reinos. Los miembros de la Santa Inquisición en Muros y su comarca fueron gente que también pertenecía a la nobleza de la Villa, ya que para ese cargo se nombraban solo hidalgos y personas distinguidas. Como dato histórico se mencionan aquí unos cuantos personajes que formaron parte de la familia de inquisidores en Muros y algunos datos sobre sus cargos y familia:
      Don Antonio Gerpe de Caamaño: Fue el primer familiar del Santo oficio del que se tiene noticia. Fue nombrado en el año 1573. Era notario público, regidor perpetuo de la villa de Muros.
      Don Antonio de Junqueras Halcón y Pazos: Familiar del Santo Oficio en el 1.618. Era descendiente de Solar de los Falcón y estaba casado con una hermana del prior de la Colegiata, don Luis Amor, uno de los fundadores de la capilla de San Antonio dentro de la iglesia.
      Don Juan Patiño y Figueiras: Hijo de don Pedro Patiño y de doña Teresa Figueiras, fundadores de una gran vinculación de bienes en el año 1580. Estuvo casado con doña Catalina Oanes Corposanto de Guemez, que era a su vez también hermana del prior de la Colegiata, don Luis Amor. Pasó a formar parte de la inquisición en 1.620 y falleció el 16 de mayo de 1634.
      Francisco de Ciprián: Fue canónigo y cura en la Colegiata de Muros. Ejerció como inquisidor a partir del año 1630.
      Don Pedro Bouzas González: Fue nombrado familiar del Santo oficio por los inquisidores del Reino de Galicia y su distrito el 9 de junio de 1633 con los apellidos de Fernández Agra. Pedro Bouzas era regidor y procurador general de la villa de Muros.
      Don Pedro Durán de Porrúa: Comisario inquisidor y prior de la Colegiata entre los años 1658 y 1688, año en el que falleció.
      Don Francisco Martínez: Ejerció como familiar del Santo Oficio en el año 1.675.
      Don Juan Patiño: Hermano de Juan Patiño Figueiras, es citado cómo familiar de la Santa Inquisición por don Pedro Durán de Porrúa, prior de la Colegiata de Muros y comisario del Santo Oficio, en el año 1.679.
      Don Pedro Domínguez de Castilla: Casado con doña Dominga Fernández. Formó parte de la inquisición en el 1694.
      Don Fernando González Figueróa: Familiar del Santo Oficio y alcalde común de la villa de Muros en 1695. Fue hijo del alférez y ayudante de infantería, Hernán González de Bouzas, que estuvo 14 años prisionero de los turcos en Argel.
      Don Blas Rodríguez: Familiar del Santo Oficio en el 1737. Casado con doña María Luisa de Reloba. Hijo de don Pedro Teixido de Turnes y doña Catalina Pérez de Reloba. Herederos únicos y fundadores de la capilla de San José.
      Don Juan Antonio Arredondo Pardiñas: Nombrado Comisario del Santo oficio en 1754. Fue abogado de la Real Audiencia del Reino y prior de la Colegiata.
      Don Antonio Calderón y Torrado: Procurador general de la villa de Muros. Hijo de don Alberto Calderón y de doña María Antonia Torrado. Pasó a ser parte del Santo Oficio en el 1774.
JMBLibros - Muros
© Todos los derechos reservados
Email: JMBLibros@villademuros.com
mardehistoria@villademuros.com
REDES SOCIALES