Hospital de la Trinidad (Hospitalillo)
      En el año 1380, fue construido por don Diego Rodríguez, juez de la Villa de Muros y pariente directo de don Diego de Muros III, el hospital para pobres, (Hospital De la Trinidad), conocido a lo largo de la
historia muradana como «Hospitalillo». La obra fue inaugurada el 1 de marzo de 1410, siendo su primer procurador don Ramón Ares de Finsterra. Las instalaciones fueron ideadas para acoger a la gente necesitada de la Villa; disponiendo estas de camas, ropa y alimento, así como todos los servicios necesarios para atender las necesidades de los pobres que allí estaban acogidos.
      Se financiaba el hospital, principalmente, mediante la donación de parte de las cosechas de diversas parroquias y lugares del distrito, aportaciones en dinero derivadas del alquiler de huertas y casas, e importantes ingresos; como la concesión por parte de don Lourenzo Afonso, jurado de la Villa, quien cedió las rentas del alquiler de las casas que tenía en aquella área, comprometiéndose a no vender esas propiedades mientras se atendiese a los pobres de Muros que tuviesen cobijo en el hospital. Estaba al cargo un procurador nombrado por los regidores de la villa durante un período de tres años. Ese procurador tenía la misión de administrar el presupuesto y de cuidar que los que allí estaban mantuviesen limpias las instalaciones, incluidas la ropa, camas y habitaciones. También tenía como función llevar un control de los pobres y sus actividades, haciendo constar en un libro, junto al nombre de cada uno, sus pertenencias en el momento de llegar, las enfermedades que sufrían, su recuperación y los partes de defunción de aquellos que allí morían. El hospital era visitado por el alcalde a principios de cada mes para corroborar el correcto cumplimiento de las normas. Es de resaltar que ya entonces se tuvieron que tomar medidas contra la corrupción, pues algunos procuradores vendían bienes del hospital quedándose ellos con los beneficios; razón por la que se tuvo que promulgar una orden en la cual se prohibía a los procuradores aforar cosa alguna sin previa autorización del juez.
      En el año 1808 se decidió reconstruir el hospital sobre el mismo terreno en el que se encontraba el antiguo; pero se paralizó la obra y no fue hasta el 1885 cuando el Ayuntamiento retomó su construcción y la acabó, si bien el resultado final fue muy diferente al proyectado en un principio.
      No hay constancia exacta de hasta cuando estuvo funcionando el hospital de pobres en Muros, pero sí sabemos, por declaraciones de gente que aún lo recordaba como tal, que prestó sus servicios hasta tiempos relativamente recientes, probablemente hasta pasada la mitad del siglo XX; sí bien estuvo luego muchos años abandonado y en situación de ruina, hasta que fue restaurado y habilitado como centro social para la tercera edad, función que aún desempeña en la actualidad.

JMBLibros - Muros
© Todos los derechos reservados
Email: JMBLibros@villademuros.com
mardehistoria@villademuros.com
REDES SOCIALES