El faro de Monte Louro
      Situado a la falda del Monte Louro, en su extremo sur, es un faro de quinto orden. Fue construido en 1862 y reformado en 1919, año en el que se le instalaron dos pantallas giratorias que funcionaban con una
máquina de relojería. En el 1949 se sustituyó la antigua lámpara por una nueva de válvula solar. Con esa mejora aumentó su alcance, alcanzando sus destellos unas 12 millas, dos más que las que alcanzaba en un principio. Después de esa reforma se prescindió del personal que se encargaba de su funcionamiento, siendo este reubicado en el faro de Rebordiño, que se encuentra a la entrada de la Villa de Muros.
      La torre del faro es hexagonal y tiene una altura de 8 metros. Donde nace la linterna hay una balconada, también hexagonal, que rodea la base de la misma. Una base redonda de cantería, sobre a cuál se posa la estructura octogonal del proyector.
      En el año 1993 el faro fue conectado a la corriente eléctrica, siendo totalmente automatizado.
La que había sido vivienda del farero es una construcción cuadrada, de una sola planta. Tiene un tejado a cuatro aguas y nueve ventanas, con una pequeña chimenea en la fachada del este. Está rodeada de un patio cerrado por un pretil de unos 80 cm de alto.
      Por fuera de este cierre, en la cara este, hay una caseta de piedra, ya sin tejado, que probablemente era utilizada como almacén para guardar el combustible con el que funcionaba el faro en un principio.
El faro de Monte Louro es una de las edificaciones más visitada por los forasteros, e incluso por los locales, ya que se trata de uno de los atractivos que ofrece esa zona del ayuntamiento, junto al Monte Louro, la laguna de Xalfas o la playa de Area Maior.
      El faro se encuentra actualmente totalmente restaurado y en un excelente estado.
JMBLibros - Muros
© Todos los derechos reservados
Email: JMBLibros@villademuros.com
mardehistoria@villademuros.com
REDES SOCIALES